Resumen

TLC Colombia - EE.UU.

 

Antecedentes y negociaciones

Negociación bloque a bloque

En total fueron dos años y siete meses. En efecto, la primera parte del proceso fue bloque a bloque (CAN-UE), dentro de la cual, la primera ronda se llevó a cabo en Bogotá y comenzó el 17 de septiembre de 2007. Bajo ese mismo esquema, la segunda ronda se adelantó en Bruselas, en la semana del 14 de diciembre de ese mismo año, mientras que la tercera tuvo lugar en Quito, a partir del 25 de abril de 2008.

Cada país andino:

El 17 de mayo de 2008, durante la V Cumbre América Latina y Caribe-UE, la Comunidad Andina y la UE llegaron a un “acuerdo marco flexible” para la asociación de ambos bloques. Cada uno de los países de la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) podía elegir si entraba o no, según sus posibilidades, intensidades, plazos y velocidades.

Primera ronda de negociación con cada país andino:

A finales de enero de 2009, Colombia, Ecuador y Perú se reunieron en Bruselas con la UE para avanzar en las negociaciones de un Acuerdo Comercial. En esta segunda fase el proceso abarcó nueve rondas, siete de las cuales se desarrollaron en 2009, así: la primera culminó en Bogotá el 13 de febrero; la segunda se llevó a cabo en Lima, del 23 al 27 de marzo; la tercera fue en Quito, del 22 al 25 de abril; la cuarta concluyó el 19 de junio; la quinta se dio en Lima, del 20 al 24 de julio; la sexta, del 21 al 25 de setiembre en Bruselas; y la séptima del 16 al 20 de noviembre en Bogotá. Del 18 al 22 de enero de 2010, también en Bogotá, se realizó la octava ronda, mientras que la novena tuvo lugar en Bruselas del 22 al 28 de febrero del mismo año.

Cuales países y cuando terminaron el proceso:

El 19 de mayo de 2010 en Madrid (España), en el marco de la VI Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, concluyeron las negociaciones del Acuerdo entre Colombia y Perú con la UE.

Alcance

El Acuerdo Comercial con la Unión Europea define reglas de juego claras y predecibles en materia del comercio de bienes, servicios y respecto a los flujos de inversión. Lo que permitirá un mayor crecimiento económico y la generación de empleos estables y bien remunerados mediante el aprovechamiento de un mercado de los más grandes y dinámicos del mundo, en el cual, nuestros competidores tienen o tendrán próximamente acceso preferencial.

Contenido

Este proceso entre Colombia y la Unión Europa abarcó la negociación de un total de 14 capítulos, siendo el más importante el de Acceso a Mercados, que involucra la desgravación arancelaria para bienes agrícolas, así como para los industriales.

También estuvieron sobre la mesa los capítulos de Asistencia Técnica y Fortalecimiento de las Capacidades Comerciales; Solución de Controversias; Asuntos Institucionales; Comercio y Desarrollo Sostenible; Propiedad Intelectual; Comercio de Servicios, Establecimiento y Comercio Electrónico; Competencia, Compras Públicas; Aduanas y Facilitación al Comercio, Defensa Comercial; Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Obstáculos Técnicos al Comercio; y Reglas de Origen.

Los productos que se excluyeron de la negociación fueron carne de cerdo, avicultura, maíz y arroz.

Agricultura

El resultado de la negociación para Colombia en el ámbito agropecuario fue positivo, y el país alcanzó un equilibrio en lo negociado, ya que nuestros productos de interés contarán con ventajas arancelarias.

Entre los beneficios alcanzados se destaca lo siguiente:

  • Azúcar: Colombia contará con un contingente libre de arancel para 62.000 toneladas con crecimiento del 3% anual. Para el sector azucarero esta oportunidad es valiosa, toda vez que hoy las posibilidades de ingreso a ese mercado son mínimas por los altos aranceles. Adicionalmente, se pactó una norma de origen en la que el azúcar deber ser elaborado a partir de la extracción de caña de azúcar cultivada y cosechada, en el país.
  • Productos con azúcar: Colombia contará con un contingente libre de arancel para 20.000 toneladas con crecimiento de 3% anual, lo cual generará oportunidades importantes en productos con alto valor agregado.
  • Etanol y Biodiesel: libre acceso inmediato.
  • Flores: Gracias al Acuerdo, este producto contará inmediatamente con acceso libre de manera permanente. Uno de los grandes avances fue haber logrado que en las normas de origen se permita importar el material genético de terceros países para después exportar el producto final a la UE con tratamiento preferencial, lo cual era una prioridad para el sector floricultor nacional.
  • Café: Se logró libre arancel para el café tostado y para las preparaciones de café. Se pactó una norma de origen general mediante la cual se considerará originario todo café tostado en grano, solo si este ha sido cultivado y cosechado en los países parte de este acuerdo. La UE contará con un cupo reducido de 100 toneladas para café tostado de la variedad arábiga con una norma de origen flexible.
  • Aceite de palma: Se consiguió libre acceso para el aceite crudo y para el refinado. En el sector de oleaginosas, se pactó una regla de origen en la que se otorgará preferencia arancelaria a aquellos aceites vegetales y animales y mezclas refinadas, a partir de aceites en bruto originarios, como era el interés de Colombia.
  • Frutas y hortalizas: se beneficiarán con acceso inmediato libre de aranceles en su gran mayoría, y en algunos otros casos habrá condiciones favorables de acceso al mercado frente a terceros. En cuanto a las normas de origen, las frutas y hortalizas tendrán que ser totalmente obtenidas, y para las preparaciones de las mismas, 50% tendrán que ser originarias.
  • Tabaco: Colombia logró libre acceso sin aranceles donde el sector espera en los próximos 7 años exportar más de USD 100 millones, mientras que los países competidores tendrán que pagar € 56 por cada 100 Kg netos. Para el tabaco y los cigarrillos, se pactó una norma de origen con exigencia de 70% de materiales originarios.
  • Lácteos: Para este sector se logró, por parte de Colombia, una desgravación que atenderá las particularidades de dicha actividad productiva. Por ejemplo, se dispondrá de unos plazos adecuados de desgravación (hasta 15 años, igual que con Estados Unidos), con unos contingentes de libre acceso que representan cantidades reducidas en comparación con la producción nacional.

Por otro lado, la Unión Europea tendrá preferencias y mayor acceso al mercado colombiano para lácteos, jamones, licores (whisky, vinos y vodka), entre otros. Para productos complementarios como aceite de oliva, trigo y cebada, Colombia ofreció acceso libre e inmediato a las exportaciones de la UE.

Industria

En materia de bienes industriales, incluida la pesca, 99,9% de las exportaciones de Colombia tendrán libre acceso sin aranceles a la UE, desde la entrada en vigencia del Acuerdo.

En cuanto a las normas de origen para el sector industrial, Colombia logró flexibilizar una gran cantidad de productos que antes tenían una norma restrictiva en el SGP Plus. Esto le permitirá al país aprovechar las preferencias arancelarias con la UE de una mejor forma. Por ejemplo:

  • Petroquímica y plásticos: Se logró incorporar una norma más flexible que la vigente actualmente bajo el SGP para todos los productos de la cadena. Adicionalmente, se pactó un cupo de 15.000 toneladas anuales para productos laminados de plástico, el cual podrá ser aumentado cuando se utilice 75% del monto mencionado.
  • Textiles: A manera transversal, para textiles se pactó una regla que permite la importación de fibras de terceros países, pero el hilado tiene que ser elaborado en las Partes. Colombia logró, además, obtener flexibilidades para la importación de hilados elastoméricos e hilados entorchados de terceros países.
  • Confecciones: Colombia logró obtener una regla que permite importar los hilados de terceros países, pero la tela debe ser elaborada en las Partes. Esto aplica de manera general, excepto para los productos “tejidos a forma”. Para estos últimos, Colombia logró flexibilidades adicionales en los principales productos de exportación colombianos “tejidos a forma” como medias, fajas, panties, entre otros. En estos casos, los productores podrán importar tanto el nylon como el elastómero de terceros países, que permitirán exportar hasta un total de 605 toneladas anuales de las confecciones mencionadas, y que representan 20 veces lo que se exporta hoy a la UE en estos productos. Estos montos podrán ser incrementados si se alcanza una utilización de 75%.

Todas las exportaciones colombianas hacia la Unión Europea, de los capítulos 50 al 60, tejidos que hoy tienen aranceles desde 0,0%; 2,0%; 2,9%; hasta 7,5% y 8,0%, quedarán totalmente libres de arancel, una vez entre en vigencia el Acuerdo.

De igual modo, todas las exportaciones colombianas hacia la UE de los capítulos 61 al 63, que corresponde a prendas y textiles confeccionados, que actualmente tienen aranceles desde 6,3%; 6,5%; 6,9%; hasta 10,0%, quedarán totalmente libres de arancel, cuando se ponga en marcha el Acuerdo.

Para los bienes industriales de Europa hacia Colombia, se eliminará gradualmente los aranceles para los bienes importados de la UE: 65% de las importaciones a la entrada en vigencia del Acuerdo, 20% a 5 años y el resto entre 7 y 10 años.

Servicios

En este tema se lograron condiciones estables y ciertas para los inversionistas europeos ubicados en nuestro país. Así mismo, los proveedores colombianos podrán desarrollar sus actividades en 21 sectores, dando prioridad a aquellos integrados dentro del Programa de Transformación Productiva.

El Acuerdo ofrece un marco que permite la prestación de servicios, ya sea a distancia o, cuando se requiera, desplazándose temporalmente al país que lo demande para realizar allí su labor. Es decir, los proveedores de servicios contratados por una empresa colombiana podrán prestar un servicio en la UE, o ingresar y permanecer en el territorio europeo por un periodo de 6 meses.

El capítulo de servicios contiene disciplinas en varios subsectores: servicios transfronterizos, entrada temporal de personas naturales con fines de negocios, telecomunicaciones, servicios financieros, transporte marítimo internacional y comercio electrónico.

El Acuerdo proporcionará un mejor acceso al mercado para los sectores de servicios de interés de Colombia, incluyendo consultoría, call centers, traducción en línea, procesamiento de datos, servicios de informática, servicios de diseño, y servicios profesionales.              
También es importante la inclusión de los servicios de valor agregado en las telecomunicaciones, y la mejora en el acceso que tendrán los colombianos en las categorías de proveedores de servicios bajo contrato, profesionales independientes, y personas en visita breve de negocios.

Esto facilitará el suministro de servicios o la realización de negocios en servicios de ingeniería y arquitectura, traducción e interpretación, tecnología cosmética, servicios médicos y dentales, veterinarios, de diseño, así como los servicios especializados en tecnología, ingeniería, mercadeo y ventas para el sector automotor, entre otros.

Compras públicas

Se incluyó un capítulo sobre compras públicas con disposiciones que permiten a las empresas colombianas contar con procedimientos transparentes y no discriminatorios en los procesos de contratación de las entidades públicas de todos los niveles de gobierno en la UE, logrando un acceso a un mercado de 377 billones de euros en contratación pública.

Propiedad intelectual

En el tema de propiedad intelectual que tiene que ver con medicamentos (patentes y datos de prueba), Colombia mantuvo su estándar actual de protección, sin crear nuevos obstáculos para el acceso a medicamentos. También es un hecho que se preservaron todos los instrumentos de flexibilidad que rigen en defensa de la salud pública.

Asimismo, se acordó un texto que refleja la relación entre Biodiversidad y propiedad intelectual, principalmente en el campo de las patentes. Se reconoció la importancia y valor de la biodiversidad, así como los derechos soberanos del país sobre los recursos naturales.

Inversión

La inversión extranjera directa presenta un ascenso notable, ya que entre 2010 y 2011 mostró un crecimiento de 245%, al totalizar USD 1.020 millones, sin incluir el sector de petróleo ni reinversión de utilidades.

De los 18 países de la UE que dirigen capital a Colombia, España fue el principal proveedor de IED con USD 733 millones, que equivalen a 57% del total de recursos provenientes de esta zona, seguido por Reino Unido (30,0%) que invirtió USD 390 millones. El tercer lugar lo ocupa Francia (4%) y luego están Luxemburgo (3,0%) y Alemania (2,0%).

En el primer semestre de 2012 Inglaterra (US$171,9 millones) y Holanda (US$82,8 millones), fueron los dos principales inversionistas de la Unión en Colombia.

Los registros del Banco de la República, entre 2007 y 2011, muestran que el principal destino de la inversión extranjera proveniente de la Unión Europea fue el sector industrial, que recibió 30,8% del total de los recursos. Le siguieron transporte, que captó 18,5% del flujo total; financiero (17,6%), inmobiliario (11,7%) y comercio (11,2%).

La inversión de la Unión Europea, o de cualquier otro país o región, es muy valioso para los colombianos, pues estos recursos se concentran principalmente en los sectores de transporte, financiero y comercio, que generan una amplia demanda tanto de empleo como de actividades complementarias.

De acuerdo con las fortalezas de cada país, Proexport encontró muchas opciones para captar recursos de los exportadores europeos en Colombia. Por ejemplo:

  • Alemania podría invertir en energías renovables, maquinaria para la producción y transmisión de energía, lo mismo que en la industria automotriz-autopartes.
  • Por su parte, Bélgica encuentra en Colombia oportunidades en químicos y automotriz – autopartes. Asimismo, las oportunidades de inversión para empresarios daneses en Colombia están en los sectores de biocombustibles, y alimentos y bebidas.
  • Los inversionistas de España tienen grandes posibilidades en alimentos procesados, BPO&O (subcontratación de procesos de negocios en proveedores de servicios), cosméticos y artículos de aseo, materiales de construcción, software & servicios TI, telecomunicaciones y turismo.
  • Los inversionistas de Francia pueden encontrar en Colombia oportunidades en sectores como hotelería y turismo, agroindustria, alimentos procesados, software y servicios de TI (Tecnologías de la información).
  • Holanda, por ejemplo, podría invertir en químicos, e Irlanda en energías renovables y BPO&O.
  • Los empresarios italianos podrían invertir en Colombia en sectores como textiles, automotriz y servicios petroleros, según el estudio realizado por Proexport.
  • Para los dos países existen oportunidades de inversión en el negocio de software & servicios TI; específicamente para la República Checa, Proexport encontró oportunidades en carbón, petróleo y gas. Debo señalar que, justamente en días pasados, el Ministro de Industria y Comercio checo, Martin Kuba, visitó nuestro país con una delegación de empresarios de varios sectores, y nos comprometimos a definir una agenda de proyectos específicos en los que podríamos trabajar al margen del Acuerdo con la UE, aprovechando las fortalezas de cada país.
  • Colombia puede ser una oportunidad de inversión para los portugueses. Estos podrían invertir en el negocio de papel, impresión y empaque, en hotelería y turismo, en construcción y en infraestructura.
     
  • Definitivamente, el mercado de hotelería y turismo para el Reino Unido, así como para otros países de la UE, se convierte en una oportunidad de inversión. También, podríamos captar recursos británicos con sectores como los servicios TI y energía renovable.

Temas laborales

El Acuerdo contiene un capítulo de Comercio y Desarrollo Sostenible, que a su vez incluye cláusulas sociales que exigen el cumplimiento de normas mínimas en materia laboral y ambiental, con fundamento en el respeto de los derechos humanos, como estándares mínimos que deben observarse en la producción y comercialización de bienes y servicios. De tal manera, se consagran los temas laborales que promueven la protección y el cumplimiento de los convenios de derechos laborales fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a través de la observancia y aplicación de la respectiva legislación de las partes.

Asimismo los miembros del Parlamento firmaron una Resolución, donde solicitaban una hoja de ruta para salvaguardar los derechos humanos, laborales y el medio ambiente, pero esto no constituye un compromiso más asociado al Acuerdo, porque ya está incluido.

Derechos humanos

La negociación incluyó una cláusula análoga a la que Colombia suscribió en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación CAN-UE de 2003, y que es incluida en todos los acuerdos internacionales de la Unión Europea, que determina el respeto a los derechos humanos fundamentales como elemento esencial que, de ser violado, conllevaría a adoptar medidas apropiadas que se ajusten al derecho internacional.

La cláusula refleja el compromiso de Colombia con el respeto de los derechos humanos, en línea con los mecanismos de diálogo político existentes con la Unión Europea y con algunos de sus Estados miembros en esta materia.

Ambientales

Desde 2005, mediante la Resolución 1555 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Colombia ha regulado el llamado Sello Ambiental, que no es otra cosa que el eco-etiquetado mediante el sistema de certificación, con el fin de garantizar la independencia y credibilidad del Sello. Para su implementación, se requiere la definición de criterios ambientales preestablecidos que se ajusten a los parámetros legales, ambientales y de entidades certificadoras, previamente autorizadas por el dicho Ministerio.          
Con los TLCs  se le brinda un nuevo impulso a esta iniciativa ambiental en su implementación. Se espera que los productos con este Sello se incrementen para responder a la demanda de los consumidores, en este caso, los europeos.

Ventana