Preguntas Frecuentes

100 preguntas frecuentes acerca del TLC.

¿Por qué es importante la Agenda Comercial que adelanta Colombia?

 

Es claro que mientras más abramos las fronteras a nuestros empresarios, más consumidores vamos a obtener y, por ende, más exportaciones podremos lograr, para bien de nuestra economía. Los Acuerdos Comerciales son una gran oportunidad para generar más empleo, lo que se traduce en una mejora evidente de la calidad de vida de los colombianos.

En este contexto, nuestro propósito es llegar a más de 1.500 millones de personas en 2014, a través de 16 Acuerdos Comerciales que abarcan más de 50 países. Así mismo, la meta para este gobierno es lograr un nivel de exportaciones no minero-energéticas superiores a USD 22.000 millones en 2014.  En tanto, una meta nacional es triplicar este tipo de exportaciones en 2021, llegando a una cifra de USD 45.900 millones.

Para ello necesitamos tener mercados, y los Acuerdos Comerciales son la primera vía para lograrlo.

¿Cuáles Acuerdos tenemos vigentes hasta ahora?

 

En la actualidad tenemos vigentes Acuerdos Comerciales con México, el Triángulo del Norte de Centroamérica (Salvador, Guatemala y Honduras), la Comunidad del Caribe (Caricom), la Comunidad Andina (CAN), el Mercado Común del Sur (Mercosur), Chile, Canadá y EFTA (Suiza, Liechtenstein).

Este año en mayo entró en vigor el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, en noviembre fue aprobado en primer debate del Congreso colombiano el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, el 19 de octubre entró en vigencia la firma del Acuerdo de Alcance Parcial con Venezuela, se realizó la suscripción del Acuerdo Marco de Alianza del Pacífico, se cerraron las negociaciones con Corea del Sur (en junio se firmó una declaración conjunta que las da por terminadas).

¿Y qué negociaciones se encuentran en curso o tienen planeado iniciar?

 

Negociaciones en curso tenemos con Panamá, Turquía, Israel, la Alianza del Pacífico y con Costa Rica. Además, se conformó un grupo de estudio que evalúa la posibilidad de hacer lo propio con China y Japón.

En el caso de Japón, el grupo ya terminó su trabajo y se encuentra finalizando el reporte que entregará a los gobiernos; mientras que con China,los responsables del estudio están en la etapa de definición de términos de referencia y metodología para el trabajo que se les ha encomendado.

¿Lo que se firma con la Unión Europea es un Acuerdo Comercial o un Tratado de Libre de Comercio?

 

Esta es una pregunta importante porque debemos aclarar que se trata, realmente, de un Acuerdo de Asociación, es decir que tiene mayor alcance que un Tratado de Libre Comercio (TLC), porque involucra tres componentes: diálogo político, programas de cooperación y libre comercio. Sin embargo, para efectos prácticos podemos llamarlo Acuerdo Comercial.

¿Por qué un Acuerdo con la UE?

 

Porque las oportunidades que se abren para nuestra economía son muy grandes, pues, según la Organización Mundial del Comercio (OMC), se trata del primer importador y exportador mundial de bienes, con cifras estimadas a 2011 en USD 1.690 miles de millones y USD 1.952 miles de millones, respectivamente. Así mismo, la UE ocupa el primer lugar en el mundo en compra y venta de servicios, con USD 1.553 miles de millones y USD 1.394 miles de millones, en su orden.

¿Para qué un Acuerdo comercial con la UE?

 

Para que, por un lado, les permitamos a nuestros empresarios, no sólo tener una relación comercial preferencial y permanente en un mercado con alto poder adquisitivo, sino que también puedan importar sin aranceles, las materias primas y maquinarias para repotenciar sus empresas. Y de otro, para que los consumidores locales cuenten con una oferta más variada en cuanto a productos, precios y calidad.

¿Negociamos con la primera potencia económica mundial?

 

Sí. La Unión Europea, como bloque, es la primera potencia económica del mundo, superando a los Estados Unidos que es la primera potencia, como país. El Producto Interno Bruto Corriente (PIB) de la UE es de USD 17.578billones, mientras que el de Estados Unidos es de USD 15.094 billones.

Según la Comisión Europea, la UE es la mayor potencia comercial del mundo y genera la cuarta parte de la riqueza mundial. Es el mayor donante de ayuda al desarrollo de los países pobres, y el euro es la segunda moneda más importante en los mercados internacionales, después del dólar. Asimismo, esta zona dispone de una red de acuerdos con la mayoría de los países y regiones del mundo.

¿De cuántos nuevos consumidores para nuestros productos estamos hablando?

 

Llegaremos a más de 503 millones de consumidores de 27 países que conforman la Unión Europea. El consumo por cada uno de los ‘Euro consumidores’ es cercano a USD 32 mil ($60 millones al año),  cuatro veces superior al de Colombia, lo cual da una idea de la capacidad de compra de sus habitantes.

¿Qué gana Colombia con este Acuerdo?

 

Ganamos mucho, en la medida que, como ya lo mencioné, vamos a llegar a un mercado de 503 millones de consumidores con alto poder adquisitivo; se facilitará la adquisición de bienes de todo tipo para los consumidores y empresarios colombianos; se promoverán los flujos de inversión entre la UE y Colombia gracias a compromisos de estabilidad, transparencia y protección; y se contará con procedimientos transparentes y no discriminatorios para que nuestras empresas participen en compras públicas. 

Colombia ya contaba con preferencias arancelarias en esos países.

 

Eso es cierto, pero dichas preferencias de las que ha gozado el país, dentro del Sistema Generalizado de Preferencias SGP-Plus, vencen el 31 de diciembre de 2013, y lo más probable es que no sean prorrogadas. Gran parte del crecimiento de nuestras exportaciones a Europa, en productos como confecciones, plátano, flores, café y esmeraldas, han gozado de un beneficio unilateral y temporal con dicho sistema.

¿Cuál es, entonces, la ventaja ahora?

 

El Acuerdo viene a llenar ese vacío, porque en la medida que Colombia alcanza su condición de país de ingresos medios-altos, aumenta la posibilidad de que perdamos esos beneficios unilaterales con Europa.

¿Qué otros países o bloques han firmado Acuerdos Comerciales o TLCs con la Unión Europea?

 

La Unión Europea ya tiene Acuerdos con Turquía, Egipto, Marruecos, Israel, Jordania, Corea del Sur, Cariforum (Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, República Dominicana, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Santa Lucía, San Vicente, Las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Surinam, y Trinidad y Tobago), y Centroamérica; actualmente está en negociaciones para hacer lo propio con Canadá y los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) –conformada por Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam-. En la región, ya tiene sendos Acuerdos con Chile, México y ahora Perú.

¿Cómo les ha ido a países latinoamericanos o con un desarrollo similar al de Colombia, con estos Acuerdos?

 

Vale la pena considerar lo sucedido, por ejemplo, en Chile, un referente importante para Colombia. Según la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de ese país (Direcon), tras nueve años de la entrada en vigor del Acuerdo, el crecimiento promedio anual del intercambio con la U.E. es de 15%, un 15% para las exportaciones y un 16% para las importaciones.

El saldo de la balanza comercial ha sido históricamente superavitario para Chile alcanzando los US$ 5.253 millones en el 2011. El año pasado las exportaciones crecieron un 19% respecto del 2010, totalizando US$ 14.531 millones, ubicándose como el segundo principal destino de los envíos chilenos (después de China) y acumulando el 18% del total exportado.

El aumento de los envíos en el último año se explica por el crecimiento de las exportaciones de cobre en 18%, representando 56% del total con USD 8.120 millones. Por su parte, el número de empresas exportadoras creció 24,8% desde que arrancó el Acuerdo hasta 2010, pasando de 1.851 a 2.195 empresas, las cuales exportaron 1.813 productos.

Con esta experiencia, ¿cómo se calcula el impacto económico del Acuerdo para Colombia?

 

De acuerdo con análisis del Departamento Nacional de Planeación (DNP), y con base en ejercicios que únicamente consideran la eliminación de aranceles a las exportaciones, se estima que el Acuerdo tendrá como efecto para la economía local un aumento adicional del PIB de 0,46%, mientras que las ventas externas tendrían una variación positiva de 0,71%, y las importaciones de 1,73%; por su parte, la remuneración tendría un aumento de 0,25% en el trabajo calificado, y de 0,53% en el no calificado.

Háblenos de la negociación en sí. ¿Cómo fue el proceso, teniendo en cuenta que inicialmente fue bloque a bloque?

 

En total fueron dos años y siete meses. En efecto, la primera parte del proceso fue bloque a bloque (CAN-UE), dentro de la cual, la primera ronda se llevó a cabo en Bogotá y comenzó el 17 de septiembre de 2007. Bajo ese mismo esquema, la segunda ronda se adelantó en Bruselas, en la semana del 14 de diciembre de ese mismo año, mientras que la tercera tuvo lugar en Quito, a partir del 25 de abril de 2008.

Pero, la negociación bloque a bloque no prosperó. ¿Cómo y cuándo se logró que la UE aceptara hacerlo con cada país andino?

 

El 17 de mayo de 2008, durante la V Cumbre América Latina y Caribe-UE, la Comunidad Andina y la UE llegaron a un “acuerdo marco flexible” para la asociación de ambos bloques. Cada uno de los países de la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) podía elegir si entraba o no, según sus posibilidades, intensidades, plazos y velocidades.

¿Cuándo, entonces, comenzó la primera ronda de negociaciones entre la UE y cada país andino, y cómo fue el proceso?

 

A finales de enero de 2009, Colombia, Ecuador y Perú se reunieron en Bruselas con la UE para avanzar en las negociaciones de un acuerdo comercial. En esta segunda fase el proceso abarcó nueve rondas, siete de las cuales se desarrollaron en 2009, así: la primera culminó en Bogotá el 13 de febrero; la segunda se llevó a cabo en Lima, del 23 al 27 de marzo; la tercera fue en Quito, del 22 al 25 de abril; la cuarta concluyó el 19 de junio; la quinta se dio en Lima, del 20 al 24 de julio; la sexta, del 21 al 25 de setiembre en Bruselas; y la séptima del 16 al 20 de noviembre en Bogotá. Del 18 al 22 de enero de 2010, también en Bogotá, se realizó la octava ronda, mientras que la novena tuvo lugar en Bruselas del 22 al 28 de febrero del mismo año.

Al final, ¿cuáles países andinos y cuándo terminaron el proceso?

 

El 19 de mayo de 2010 en Madrid (España), en el marco de la VI Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, concluyeron las negociaciones del Acuerdo entre Colombia y Perú con la UE.

Pasando a lo pactado, ¿cuántos y cuáles capítulos se negociaron?

 

Este proceso entre Colombia y la Unión Europa abarcó la negociación de un total de 14 capítulos, siendo el más importante el de Acceso a Mercados, que involucra la desgravación arancelaria para bienes agrícolas, así como para los industriales.

También estuvieron sobre la mesa los capítulos de Asistencia Técnica y Fortalecimiento de las Capacidades Comerciales; Solución de Controversias; Asuntos Institucionales; Comercio y Desarrollo Sostenible; Propiedad Intelectual; Comercio de Servicios, Establecimiento y Comercio Electrónico; Competencia, Compras Públicas; Aduanas y Facilitación al Comercio, Defensa Comercial; Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Obstáculos Técnicos al Comercio; y Reglas de Origen.

¿Qué productos quedaron excluidos?

Los productos que se excluyeron de la negociación fueron carne de cerdo, avicultura, maíz y arroz.

Ventana